Tarifa Eléctrica Social: La provincia asiste al 26 por ciento de los usuarios

Destinado a las familias más vulnerables, así como también a personas con problemas de salud, clubes deportivos, salas culturales, escuelas y sectores productivos, la tarifa social eléctrica que sostiene el gobierno de Entre Ríos asiste al 26 por ciento de los usuarios.
l_1554464679

Se garantiza de este modo igualdad y calidad en el acceso al servicio eléctrico en toda la provincia. 

Por decisión del gobernador Gustavo Bordet, desde enero de 2019 la provincia se hizo cargo de la Tarifa Eléctrica Social que dejó de subsidiar la Nación. El total de beneficiarios ascendió este año a 29.010 usuarios entre los que se encuentran clubes deportivos, escuelas, salas cualturales y sectores productivos.

Actualmente son 370 los clubes que disponen de este beneficio, y 73 las escuelas. Además el programa comprende a 226 industrias y 375 establecimientos emprendimientos productivos. Asimismo, la TSE alcanza a 16.779 familias; 10.561 jubilados y 626 a usuarios con problemas de salud. Sólo en 2019 se instalaron 917 nuevos pilares para servicio eléctrico domiciliario, y se otorgaron 1758 nuevas tarifas a familias.

En 2019 la cobertura de la TSE alcanzó a toda la provincia. En Paraná y zonas vecinas fueron 1254 los pedidos atendidos, y en el departamento San Salvador 60. En Los Charrúas, Chajarí y La Criolla fueron 104, en Concepción del Uruguay son 504; en Diamante, Crespo y Las cuevas alcanza a 69. En tanto, en Gualeguay los beneficios fueron 250; en San José de Feliciano 128; y llegaron a 220 en Colonia Avigdor, María Grande, Bovril, Alcaraz, Santa Elena y Piedras Blancas. En Ibicuy, 90; Federal, 116; en Nogoyá, Hernández y Maciá llegaron a ser 85. Son 65 en Villaguay, 82 en Colón y 94 en Federación.

Con esta decisión del gobernador Gustavo Bordet, la provincia evitó que los usuarios residenciales de menores recursos queden expuestos a un estado de total vulnerabilidad al verse obligados a abonar costos en las nuevas facturas de luz que registran incrementos incesantes.

Por otro lado, y en el marco de políticas inclusivas y la generación de mejores condiciones de vida para los entrerrianos, el programa de Inclusión al Consumo de Energía busca terminar con conexiones eléctricas clandestinas. Así se garantiza mejores condiciones de prestación y más seguridad a las familias que no gozaban del servicio o que estaban usufructuándolo en condiciones irregulares. Los beneficiarios surgen de un censo realizado por un grupo de gestión barrial que está acreditado ante la distribuidora y conforma un equipo junto al profesional en Trabajo Social acreditado ante la Secretaría y eventualmente un representante de comisiones vecinales u ONG habilitadas. Se subsidia la instalación del pilar domiciliario, el derecho de conexión y un consumo de hasta 220 KWh bimestrales al precio del primer escalón del cuadro vigente.

Fuente: Secretaría de la Comunicación

Te puede interesar