Paraná: Hubo marcha atrás con el proyecto de entregar una parte del Parque Gazzano a una entidad deportiva

Se trataba de un proyecto promovido por los concejales de Cambiemos para entregarle en comodato y por “40 años” una porción del Parque Gazzano a la Asociación Paraná Hockey Club.
parq gazzano

Un proyecto de ordenanza que iba a tratarse este jueves en la sesión del Concejo Deliberante pretendía autorizar la entrega de una fracción del terreno del Parque Gazzano a la Asociación Paraná Hockey Club para su explotación por el término de “40 años” y con posibilidades de ser prorrogado.

El predio en cuestión es el que está ubicado sobre calle Estación Sosa al 728, que posee una extensión de 78182 metros cuadrados y que supo ser una cancha de futbol y un circuito de bicicross, este último hoy abandonado.

En una asamblea realizada ayer a la tarde en el propio parque Gazzano vecinos de la ciudad y representantes de la entidad del hockey, tras intercambiar pareceres llegaron a un “acuerdo” para dejar sin efecto el proyecto. En consecuencia, la Asociación Paraná Hockey Club hoy mismo antes de que diera comienzo la sesión del cuerpo deliberativo, retiró la propuesta de ordenanza.

“Luego de muchas conversaciones y exposiciones llegamos  a un acuerdo. Ellos comprenden que el Parque Gazzano es un pulmoncito verde pero también nos explicaron que se sienten muy desamparados y solos porque no tienen dónde practicar hockey, por eso les ofrecimos ayuda para tratar de conseguir una cancha y ellos a cambio retiraron la propuesta  que iba a ser presentada en el Concejo Deliberante”, describió Silvia Seib de la Asamblea Ciudadana de Paraná, una de las organizaciones presentes en la reunión de anoche, junto a representantes del propio Paraná Hockey además de integrantes del Club San Martín, de la Biblioteca Caminantes, de la Escuela San José Obrero y del Foro Ecologista, más otros vecinos autoconvocados.

“Fue un gran logro, muy alentador y motivante ponernos de acuerdo ante la diversidad de opiniones e intereses”, resaltó Seib y reiteró el compromiso de “trabajar juntos para tratar de conseguir algún lugar para que puedan instalar su club”.

La lucha de los vecinos tiene que ver con permitir que el parque siga existiendo en los términos que fue donado por don José Gazzano, es decir, como área ecológica, paisaje protegido y para el disfrute de todos.

Luego de señalar el estado de “abandono” que sufre hoy este espacio verde la ciudad siendo que tiene “29 empleados municipales” que revistan en él, la integrante de la Asamblea Vecinal expresó: “Queremos recuperarlo como área ecológica y para eso hay mucha gente dispuesta a trabajar voluntariamente; el vivero municipal nos aportaría las especies arbóreas y tenemos diseñadores y paisajistas entre nosotros”.

En ese tono, advirtió sobre la importancia del lugar en tanto “el arbolado de la ciudad está muy por debajo de lo que sugiere la Organización Mundial de la Salud”.

(Fuente: APFDigital) 

Te puede interesar